Preguntas y respuetas en losporques.com
Preguntas y respuestas www.losporques.com

Preguntas con respuestas | LosPorques.com

¿Cuándo surgió el estilo gótico?

El estilo gótico, movimiento artístico que tuco manifestaciones pictóricas, arquitectónicas, escultóricas y musicales, surgió a mediados del siglo XVII. Alcanzó su expresión más acabada en la arquitectura. Los arquitectos enrolados en esta escuela, herederos de los románicos, se ocuparon sobre todo de la construcción de edificios religiosos, entre los que sobresalen algunas catedrales más renombradas de Francia y de otros países europeos (España, Alemania, Inglaterra, etc.). Las primeras construcciones que siguieron esta corriente son las que corresponden al llamado gótico temprano (siglo XII), que se inició cuando se introdujeron reformas en la abadía de Saint-Denis, en Francia. En esta etapa se inscribe también la célebre catedral de Notre-Dame, en París. Al temprano, siguió el gótico clásico, que comenzó en 1194, con la iniciación de las obras de la catedral de Chartres, que, junto con la de Reims, son las dos muestras más representativas de este período. En 1225 surgió el gótico radiante, que dejó edificios como la catedral de Beauvais y la Saint-Chapelle, esta última en la capital francesa. Hacia fines del siglo XIV comenzó el período gótico flamígero, aunque brilló entre los siglos XV y XVI. Tuvo gran aceptación en España, donde se destacan la capilla de San Jorge (Barcelona) y la catedral de Segovia, entre otras construcciones. La arquitectura gótica procura transmitir un sentimiento de religiosidad y trascendencia. Para ello, los arquitectos de esta etapa utilizaron arcos ojivales, techos abovedados y amplias ventanas terminadas en punta y, frecuentemente, decoradas con coloridos vitrales a través de los cuales penetra una luz policroma. Durante el período gótico se registró una verdadera revolución en la construcción. En este sentido, se destacó la invención de la bóveda de crucería.

¿Quién llamó gótica a esta corriente artística?

Los renacentistas italianos emplearon por primera vez, con sentido denotativo, esta expresión para referirse a este movimiento de la arquitectura y la plástica medievales. Deriva de la voz "godo", uno de los pueblos bárbaros que invadieron el Imperio romano.